Archivo de la etiqueta: supardii

supardii

Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
La quinta flor de Paphiopedilum supardii, con los primeros rayos de sol de su primera mañana

Paphiopedilum supardii, el payaso dentro de los Paphiopedilum multiflorales.

 

Δ

Anuncios

La belleza está en …

Paphiopedilum supardii

Cuando una flor es simplemente fea,  se suele recurrir a frases hechas para esquivar nombrar la verdad. Y más aun cuando la floración esperada es la de un Paphiopedilum que, verdad o mentira eso aun está por ver, es considerado el ‘rey de los zapatos’.
Aunque he de reconocer que una pequeña mosca sírfida – ese mismo género de moscas que en el lejano Kalimantan se ocupan de polinizar estas flores (y de paso dejar un par de huevos engañados por unas crías de pulgón que no están) – que vino a visitar esta flor a los dos días de abrir, si logró confortarme bastante.
A los ojos de esa mosca la flor era lo suficientemente bella como pasarse todo un día buscándola y encontrándola dentro de casa. Que tampoco es que haya muchos sírfidos en una gran ciudad costera, ni ninguno de los sírfidos de por acá jamás ha podido oler una flor de estas con anterioridad.
Pero ahí estaba la mosca, enganchada a las feromonas y a su programación y me hizo olvidar que esta flor es bestialmente fea para pasar a ser inmensamente interesante.

Paphiopedilum supardii
Impresionante cantidad de feromonas debe de haber soltado esta flor de Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Buscando aterrizar sobre Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Todas las flores de Paphiopedilum supardii y los pimpollos que den acceso al estaminoide son visitadas
Paphiopediloum supardii
Durante más de dos horas la pequeña mosca visita las flores de Paphiopedilum supardii y coloca sus huevos en distintos puntos de la flor
Paphiopedilum supardii
Con sumo cuidado coloca más huevos sobre el estaminoide

Volviendo al aspecto de la belleza, es llamativo que cada flor de la vara de Paphiopedilum supardii presenta una especie de torsión en cada flor. En cualquier otro Paphiopedilum eso sería considerado una malformación.  En esta especie sin embargo parece ser la regla y tiene su propia simetría:
– las flores a la izquierda da la vara presentan una torsión hacía la vara, formando la flor una figura como de 5:00 en las manecillas de un reloj (= un ángulo de 150º), mientras que
– las flores a la derecha de las vara presentan una torsión equivalente, tomando la figura de 7:00 (un ángulo de 210º). La desviación del hipotético eje simétrico de la flor es de 30º en cada flor.

Paphiopedilum supardii
Esta flor ‘da las cinco’. La torsión, más que un ángulo centrado en el estaminoide se mueve sobre un círculo
Paphiopedilum supardii
Esta flor, la segunda en la vara y en el lado opuesto, muestra una torsión correspondiente ‘dando las siete’.

Una vez que hemos aceptado esta torsión de cada una de las flores como algo inherente a la ‘belleza’ de esta especie, hay que resaltar el escaso tamaño de las flores. Dentro del grupo de los Paphiopedilum multiflorales (Polyantha) la flor es de las pequeñas, aunque en honor a la verdad es que también compiten con la mayor flor de todos los Paphiopedilum, que mide desde los 20 a los 30ypocos cm de punta en punta… La extensión natural de la flor – sin estirar – es de 9 – 11cm (según las formas individuales de los sépalos, distintos de flor en flor) de alto por tan sólo 4 – 6 cm de ancho.

Con este reducido tamaño cobra más importancia que las brácteas, que sí son grandes y vistosas, a los dos días de abrir la flor se marchitan y secan, dando a la vara la apariencia de estar en las últimas – mientras que aun hay pimpollos por abrir.

Paphiopedilum supardii
Las brácteas marrones y secas
Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii ‘The Ugly Swan’ – el cisne feo que llegó como rothschildanum y se convirtió en el supardii más bonito que tengo

 

Σ

Anticipando

Miltonia Goodale Moir
Miltonia Goodale Moir/Bastian Widmer
Paphiopedilum Santa Cruz - pimpollos
Paphiopedilum Santa Cruz
Phalaenopsis equestris aurea - pimpollos 3
Phalaenopsis equestris aurea
Dendrobium bracteosum
Dendrobium bracteosum
Miltonia spectabilis var. moreliana
Miltonia moreliana ‘Lucía Topolansky’
Pimpollos 6
Phalaenopsis noid
Pimpollos - Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander
pimpollos - Paphiopedilum supardii
Paphiopedilum supardii
Bulbophyllum
Bulbophyllum Elisabeth Ann ‘Buckleburry’
Leomesezia Lava Burst
Leomesezia Lava Burst

 

Π