Archivo de la etiqueta: orquídea

Phalaenopsis pantherina

pantherina 1

Pantherina 2

Pantherina 3

pantherina 4

pantherina 5

pantherina 7

pantherina 8
Phalaenopsis pantherina y Phalaenopsis cornu-cervi son tan parecidas que al ojo de alguien que no es adicto a las orquídeas ya sea por vicio o por profesión pasarían por una sola especie. En esta foto se pueden ver algunos detalles del labio, que son las características principales en las que se basan los botánicos para distinguir entre una y otra. Como no podía ser de otra manera, esta flor tiene rasgos tanto de pantherina como de cornu-cervi.
pantherina 8

pantherina 9

pantherina 10

Π

Anuncios

Tierras salvajes – Ludisia

Ludisia 1 tierras salvajesLudisia discolor es una de las pocas orquídeas terrestres sin bulbos que de vez en cuando se encuentran en las floristerías. Sus flores son numerosas, blancas y pequeñas, sus hojas, aterciopeladas, son oscuras con rayas plateadas o rojas, también el reverso de las hojas es de tonos oscuros y rojizos. Ludisia 2 tierras salvajesContinuamente forma nuevos tallos, que son redondos, purpúreos y muy suculentos, que van reptando por encima del sustrato, si pueden por debajo de la hojarasca que les protege frente al sol. Apenas tienen hojas, tan solo unas pequeñas que parecen escamas hasta que, después de uno o dos decímetros de trayecto, el tallo se yergue y forma una roseta de hojas grandes y anchas.

ludisia 3 tierras salvajesProvenientes de bosques termófilos y húmedos desde India al sudeste asiático, en verano agradecen una ayuda en forma de una capa de compost maduro y – oro en las manos del jardinero – unos centímetros de hojarasca. ldisia 4 tierras salvajes ludisia tierra salvaje 5 La hojarasca es la materia prima capaz de convertir cualquier terreno plantado en jardín. Indispensable para la vida edáfica, para iniciar el compost, dar sombra y reposo a la tierra frente al sol estival y cobijo seguro a la gran diversidad de bichos, que lejos de convertirse en plaga, contribuye al equilibrio de un jardín natural. Y lo mejor de todo, siempre está a mano. Una vez que el ojo se ha acostumbrado a una estética solo en apariencia desarreglada, pero profunda y premeditadamente salvaje, se abre un nuevo mundo. De repente, el felpudo de la puerta de entrada a casa, invita a dar la vuelta, a salir y entrar en la otra casa. Nada mas conmovedor en medio de la urbe que ver un petirrojo acercarse con sigilo y apartar hojitas en busca de algún artrópodo; o la lagartija adormilada en el calor de la tarde sobre aquella piedra plana que quizás fuera colocada allí mismo para ese fin años atrás… una piedra lisa y plana en un pasillo que dejó de ser un pasillo de lajas, cemento y polvo y un cactus indefenso sin sentido ni salida. Ludisia 6 tierras salvajesLudisia 7 tierras salvajesSon muy pocas las orquídeas que no tienen las flores simétricas. Ludisia discolor es una de ellas. Cuando florece – en mi región para febrero y marzo – un sinfín de extrañas flores blancas y amarillas ponen destellos de luz sobre un follaje oscuro y sobrio. Si no todas las varas se abren sincronizadas, la floración puede durar mas de dos meses. Nada que envidiar a sus hermanas mayores epífitas.
Ludisia 8
Puntual a su cita, este año el tres de marzo, abren las primeras flores.
Ludisia 9: cápsula
Como muchas orquídeas terrestres, Ludisia forma cápsulas con facilidad. Ya para principios de mayo las cápsulas están maduras, se abren y rápidamente se seca toda la vara. Mientras, a la altura de la tierra, surgen los brotes laterales que habrán de formar las nuevas rosetas de hojas que a su vez producirán la siguiente generación de flores.
Ludisia 10: esquejes
Los tallos rastreros que lentamente invaden el camino corren peligro. El remedio es tan simple como tomar esquejes. El rizoma es altamente suculento y se parte con facilidad. Dejando secar el corte al aire durante uno o dos días es suficiente para sellar la herida. Luego los tallos se posan suavemente sobre el compost en un lugar adecuado y se dejan a su aire. Forman pocas raíces y los nuevo tallos brotarán lateralmente, semienterrados hasta emerger y formar una nueva roseta de hojas aterciopeladas.

Λ

Tiquismiquis

aurea 1Vuelve con dos varas Phalaenopsis equestris aurea. Como cada año, las algodonosas y las lapas llegan las primeras, y se resiente mucho. Como esta planta siempre pierde una parte de sus pimpollos, independientemente del cuidado en el cultivo, se lleva el título de Phalaenopsis tiquismiquis. En honor a la verdad hay que decir que es una planta muy fuerte, que le gusta sobremanera estar en su cesto.  pero eso – una parte de los pimpollos amarillean antes de abrir y se caen siendo aun pequeños.

aurea 2tiquismiquis 3tiquismiquis 3tiquismiquis 5tiquismikis 6La belleza, dicen, siempre está en los ojos de quien observa. Phalaenopsis equestris cautiva con su flor silvestre, salvaje, lejos de la perfección híbrida de pétalos redondeados, solapados, orientados todos en un mismo plano.  Esta equestris no, está viva, ocupa el espacio en sus tres dimensiones y expande su pétalos, agacha el pico y echa a volar.

tiquismiquis 7Phalaenopsis equestris aurea

Quizás debería considerar el apelativo de ‘tiquismiquis‘. Si bien es cierto que en los últimos tres año ha perdido pimpollos en cada floración sin aparente causa, no es menos cierto que la mera cantidad de varas recompensa con creces las flores perdidas.

Phalaenopsis equestris aurea
Apenas ha perdido alguna raíz, y cada año forma nuevas raíces. Ya no es la cesta que mantiene firme a la planta, son las raíces que mantienen los palos de la cesta en su lugar – los alambres originales ya han roto por corrosión.

Phalaenopsis equestris aurea

Hojas nuevas cada año, de dos a tres. Poco a poco van trepando los tallos.

a

a

Φ

Posiblemente la orquídea mas fácil de cuidar en climas mediterráneos

epi blog 2Epidendrum Ballerina ‘Pink’, un cultivar que se encuentra con relativa frecuencia en los viveros y del que hay otros colores – blancos, crema, amarillo, naranja y rojo – de crecimiento veloz y floración muy prolongada una vez que florece.  Los blancos son, por general, más lentos y mas propensos a quemarse al sol. Los tonos rojos tienen las hojas moradas como protección solar, pero ojo, es bueno cuidarlos con algo más de sombra si la ventilación y la humedad ambiental no son óptimas. Y por supuesto, después de cada invierno, hay que adaptarlas lentamente al sol, sobretodo si las plantas han estado en el interior durante los meses fríos.

Epi caña 2Crecen formando largos tallos – también se la conoce como orquídea-caña – con hojas alternas. A partir de la octava hoja puede formar la vara floral, y casi siempre la forma.  En el ‘casi’ va el ‘pero’ – hay plantas que por años se resisten a florecer, sin razones obvias. Crecen bien, las raíces perfectas, las hojas tersas y brillantes, pero nada de varas, nada de flores. Último recurso: dejarla desatendida, sin abono y sin mimos, con mucha luz. Y si sigue sin florecer – regálala. Verás cómo florece. ¡Ay, estos amores traicioneros!

Epidendurm Ballerina pink 3epidendrum 4posiblemente 5
 Las flores de muchas especies de Epidendrum florecen sin resupinar, es decir, el pimpollo no se tuerce para que al abrir el labio esté hacia abajo como en muchas orquídeas. El labio de esta forma queda hacia arriba, y deja de ser una pista de aterrizaje para potenciales polinizadores voladores. A las hormigas, que suelen trepar por las flores en busca de alguna gota de néctar tanto en las flores como en los tallos, esto les trae sin cuidado.

La mas hermosa

Euchile mariae 2013 1Y como cada año por mayo, volvía a preguntar: “Espejito, espejito en la pared, dime una cosa: ¿quién es de entre todas la mas hermosa?” 

Y el espejo le contestaba, invariablemente: “Vos sois la mas hermosa”.Euchile mariae 2Cuatro a cinco flores como máximo es lo que porta cada vara de Euchile mariae. Los pimpollos son verdes, cubiertos de una cera azulada, al igual que  los brotes tiernos y  las hojas. La vara aparece súbitamente y crece con rapidez hasta que empiezan a despuntar los pimpollos. Lentamente van engrosando sin cambiar de color. Pronto empezarán a inclinarse y a colgar, indicando que la floración es cuestión de pocos días.

Euchile 3Ya casi estamos allí. Los pimpollos están a punto de abrirse, el espectáculo a punto de empezar. Las flores tendrán un tamaño de 9,0 x 7,0 cm, el labelo tardará unos días hasta alcanzar su tamaño final. Una vez desplegado parece inverosímil que cupiera en el pimpollo.

Euchile 5Euchile 6Euchile 7Blanca como la nieve, verde como una manzana y hermosa como el amanecer.   

Euchile 8Euchile 9Euchile 7Al final de la floración las flores toman un fuerte tono anaranjado. Y luego –  simplemente se caen.
euchile 10
A mediados de agosto, cuando ya parecía que no iba a crecer, emerge un pequeño brote que formará el nuevo bulbo. 

 

ε

Anguloa y Lycaste

Angulocaste 1Pronto habrá una nueva floración – aunque es sólo un pimpollo que se ha desarrollado este año, ya promete ser espectacular. Angulocaste – los híbridos entre los dos géneros Anguloa y Lycaste – cobinan el tamaño grande de las flores de Anguloa con la facilidad de floración de las algo mas pequeñas Lycaste.

Angulocaste resupinada 2El pimpollo ya ha resupinado (= torsión de algún órgano vegetal), otra característica muy común en las orquídeas. Consiguen con esta torsión que el labelo quede en la parte inferior de la flor, formando una vistosa plataforma que atrae potenciales polinizadores. Al posarse un insecto en el labelo, tiene el polen justo encima de su cabeza. Si el labelo puede balancear – como es el caso en Anguloa –  y el insecto pesa lo suficiente, en uno de estos balanceos involuntarios tocará un pequeño y pegajoso saliente … Ya no queda mucho para que se abra la flor y verlo todo en vivo.

Angulocaste 4Las que obviamente no quieren esperar son estas trabajadoras del sexo, que de momento se tienen que conformar con las gotas de néctar – dulzón pero sin mas sabor al paladar humano – que aparecen en la punta del pimpollo. En cuanto puedan entrarán en la flor y harán destrozos. Toca colocar la maceta en otro lugar.

Angulocaste 4Justo a tiempo, pues ya se abre.  En las pocas especies de Anguloa que se conocen, las flores no suelen abrir mucho. Dejan el sitio justo para que los polinizadores entren y se encuentren con el labelo balanceante. En cambio las flores de Lycaste si están mucho mas abiertas, llamando la atención con sus colores llamativos y su agradable olor a canela y especias (en el grupo de las Lycaste de flor amarilla). Pese a su imponente tamaño – el capullo mide unos 7 cm de largo – esta flor no abrirá mucho mas. Si lo hiciera, mediría más de 15cm de ancho, mucho mas que cualquier Phalaenopsis,  y de seguro que este grupo de orquídeas – Anguloa y sus híbridos – estarían entre las orquídeas habituales de las floristerías. Pero la costumbre semicaduca de los espinosos pseudobulbos y el extraño aroma medicinal a naftalina tiran para atrás. Si eres bípedo humano, claro.

Angulocaste 7La pista de aterrizaje está preparada. Con sus alerones laterales para no salir de la recta, una almohadilla de frenado y al fondo ese olor a  rica recompensa en la oscura profundidad. Muy atrayente ¿verdad?  Pues vamos a desglosar el engaño. Sigan la flecha, por favor.

Angulocaste desglose 7Hemos aterrizado. El labelo balancea fuertemente hacía abajo y arriba y abajo y vuelta a subir. Nos nos queda otra que agarrarnos  – menos mal que patas no nos faltan para agarrarnos a esa almohadilla (→1) en el camino, todo un lujo.  Tambaleantes seguimos el camino, ya no hay peligro pues los (→2) alerones laterales dan cobijo. El fondo está oscuro(→3), pero huele a promesa, asi que seguimos. ¡Uyuyuy! – esto cada vez está mas (→4) estrecho, pero ya casi estamos.

Vaya. No hay nada. Ni néctar, ni polen. Por no haber no hay ni salida (→2). Tampoco podemos darnos la vuelta (→4), o sea, marcha atrás, no queda otra. Tropezamos. (→1) Hay que trepar por la almohadilla mientras unas cerdas nos están cepillando al revés. Algo pegajoso (→5) se nos está pegando ¡qué asco! ¡Hay que salir ya! Algo cuelga de nuestra espalda (→6) y ya salimos aunque se nos caiga un cascarón blanco encima (→7), salimos volando, pero algo tenemos pegado que se mueve en el aire…

Columna de Angulocaste 8Engaño consumado. Debajo de la capa que se ve en la punta de la columna, se encuentran los paquetes de polen. Al engancharse el viscoso en la espalda del insecto, tira por el rabillo hasta que despega el capuchón y libera a los polínios.

Lycaste polinios 9Intentará suerte otra vez, al acercarse a otra flor, y con la misma fortuna. En el mejor de los casos, el polen quedará enganchado y pegado en el estigma (que es la cavidad algo mas oscura que queda debajo del viscidium). Y la flor estará polinizada. Si la flor no había sido visitada antes, el insecto dos veces engañado tiene todas las papeletas para pegarse otro par de polinios.

Angulocaste 9Anguloa clowesii x Lycaste dowiana.

Angulocaste 9

 Ya para agosto el nuevo bulbo está medio crecido. Será mayor que el anterior, recuperándose la planta lentamente de una infección que tuvo tres años atrás. Bulbos fuertes no solo pueden dar de seis a ocho pimpollos individuales – todo un espectáculo cuando están en flor – además suelen rebrotar con dos crecimientos al mismo tiempo. Los bulbos traseros en una planta sana rara vez brotan – aunque en la base de cada uno hay varias yemas en reserva, por si fuera necesario. Estos bulbos inactivos se pueden utilizar para aumentar la colección. Se debe hacer esto con sumo cuidado, teniendo en cuenta que los bulbos viejos siguen alimentando con sus reservas a la planta. Abusar de ellos lleva invariablemente al debilitamiento de la planta principal y a perder la futura floración. Dividir una planta con dos bulbos líder sin embargo no conlleva este riesgo. Pero siempre luce mas una planta grande con muchas flores!

α

 

Schmetterling

Psychopsis flor 1Después de florecer con flores espectaculares, una cada vez, a lo largo de varios meses, Psychopsis Mariposa ‘Green Valley of Mars’ Bsss Bsss se tomó un año sabático. Dejó de florecer, secándose la última bráctea visible de la vara floral, acabó de formar un bulbo con su hoja, perdió ambos y otras dos hojas antiguas también. Llena de las típicas manchas negras (hongo) que muchas especies de grupo Oncidinae tienen, después de esperar varios meses y tenerla completamente seca y en el exterior (con sol) decidí sacarla de su tiesto para ver las raíces y por si se escondía algún bicho indeseado. Psychopsis Mariposa brote nuevo 2Para mi sorpresa las raíces estaban muy bien (plantada en 95% de picón – lapilli volcánico de granulación media), la lavé, lavé el sustrato, repuse el 5% de sustrato orgánico (corteza de canela) y volví a plantar, regando por primera vez a las dos semanas. La planta se portó muy bien: hay un brote nuevo y algo está creciendo en la vara, con un aspecto un poco extraño:

Psychopsis Mariposa brácteas 4Las brácteas viejas – que no son otra cosa que hojas (modificadas) que protegen una yema – ya están secas, pero en la punta de la vara hay dos que aun están vivas. La bráctea bajo la cual estuvo protegido durante varios meses el pimpollo que lentamente va aumentando en tamaño, y otra mas nueva, que aun esconde la siguiente flor. Parece que los sépalos de la flor tengan un daño – algo muy común cuando un botón floral tarda meses en desarrollarse.

Psychopsis pimpollo 04.06.14 4 de junio; una vez que el pimpollo es visible, el desarrollo incluso es rápido (si se me permite este adverbio veloz en relación a Psychopsis). Pero este,  gracias a unas lapas, abortó. ¡A esperar de nuevo!

Psychopsis 2ºPsych 10Psych 10 23 de junio (arriba) empieza a crecer un nuevo pimpollo. Rápidamente muestra colores y las características manchas (en medio, 30 de junio). Una semana mas tarde (abajo: 7 de julio) el pimpollo ya está completamente formado. Y el siguiente pimpollo ya asoma.

psychopsis 9psychopsis 1011 de julio; ya queda poco: durante la tarde/noche se desplegarán las ‘antenas’ y las ‘alas’ de la nueva mariposa.

Psychopsis 11

Ψ

 

 

 

Encyclia diurna

Encyclia diurnaencyclia diurna resi

Las flores de  Encyclia diurna son pequeñas, alcanzan los 4 x 4 cm, con un olor muy agradable a miel, sobre todo por las mañanas. Mientras los sépalos son verdes con tinte marrón y hacen que la flor de lejos pase desapercibida, el labelo es muy vistoso. La varas alcanzan el metro de longitud, con quince a veinte flores dispuestas de forma espaciada.

La flor individual es longeva con unos 40 días antes de marchitar, de forma que la planta puede estar con una vara en flor durante mas de dos meses. Tolera estar al sol y también espacios  prolongados de sequía, aunque prefiere situaciones mas protegidas y húmedas para estar bonita. De crecimiento  denso, no ocupa mucho lugar aun siendo una planta grande.

Encyclia diurna plantaEncyclia diurnaEncyclia diurna 2014Encyclia diurna detalle del labeloEncyclia diurna vara

Naranja – pero sin nombre

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Laelia Ama Trick

De vez en cuando en los viveros aparecen plantas en medio de todo un palet que son distintas. Por lo general y lamentablemente, las orquídeas en las grandes superfícies y en los viveros generalistas  vienen sin nombre, o con uno bastante aleatorio – “Cattleya” o directamente “Orquídea”.

Sin lugar a dudas esta planta pertenece al grupo Laeliinae, una agrupación de mas de cuarenta géneros emparentados entre si y ampliamente usados en la hibridización.  Los géneros (entre otros)  Cattleya, Guarianthe, Laelia y  Sophronitis han dado origen a miles y miles de híbridos. Sin conocer el parentesco es por lo tanto imposible dar con el nombre real de nuestro cultivar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay formas para acercarse al posible nombre de una planta no identificada – una ‘noid’.  Siempre que al comprar lleve una etiqueta del productor – en el caso de esta planta un productor neerlandés – se puede acceder a su página web y buscar o contactar directamente con el productor.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las páginas de los mayoristas suelen tener un acceso restringido, y muchos mayoristas no contestan a particulares por razones obvias. Menos en salvadas ocasiones estos mayoristas solo producen variedades de conocido vigor y de crecimiento rápido y floración vistosa, aptas para un mercado muy competitivo. De esta forma se reduce considerablemente el número de cruces que realmente llegan hasta los viveros.

Uno de estos cruces podría ser nuestra planta, un cruce multiple, con el nombre de  Cattlianthe Amazon Trick. Las siguientes especies la forman:  Laelia cinnabarina, Guarianthe aurantiaca, Laelia flava, y Laelia harpophylla.

Amazon Trick 2014

Aunque esta planta es un híbrido,  en la flor se parece mucho a algunas Laelias rupestres. Es florífera – hasta 8 flores por vara, el tamaño de la flor  7,0 X 6,2cm, las flores no son olorosas. Florece en abril y mayo, la floración dura unas cuatro semanas.

Mis primeros zapatos rojos

Phragmipedium Mem. Dick Clements
Al sacar esta planta del embalaje en la que llegó, ya venía con vara floral y dos flores abiertas. Algunos daños lógicos por la semana a oscuras. Finalmente se abre la primera flor que ha podido desarrollarse con luz y sol – y realmente es roja, muy roja, brillante y peluda. ¿Qué mas se puede pedir? Es la tercera flor de esta vara, y aun hay pimpollos creciendo.

Phragm. Mem. Dick Clements flower countEl género Phragmipedium suele tener varias flores por vara – ambas especies que forman este híbrido son multiflorales, de forma que poco a poco se irá abriendo un pimpollo tras otro. Cada flor se mantiene de dos a tres semanas, coincidiendo hasta tres flores abiertas. Cuando se caen, parecen frescas, sin signos aparentes de marchitarse.

Phragmi Mem dick cle marchitaEsta flor estuvo floreciendo 17 días. No presenta signos visibles de estar deteriorada, y mantendría su forma en un bol con agua unos pocos días mas. En la vara mientras tanto ya se ha abierto la que probablemente será la penúltima flor de esta temporada. Contando que habrá ocho o mas flores, esta vara estará en flor mas de tres meses.

Phramipedium Mem Dick Clements 5La octava flor de la vara. Después de abrir, las flores siguen creciendo un poco hasta llegar al tamaño máximo de 8,8 x 6,9 cm. Las últimas flores son apenas mas pequeñas que las primeras.

Phrag. Mem DC 6Entre la octava flor y esta, que presumiblemente será la última de la vara, hubo unos pocos días sin flor. El pimpollo al principio muy pequeño ha desarrollado una flor perfecta. La planta ha estado en flor mas de 100 días.

Phragmipedium 6Después de la floración el brote joven ya tiene varios cm – es bastante grande – pero aun no tiene raíces propias. Buena ocasión para cambiar de sustrato. Ahora toca podar las raíces mustias,  y lavar el sustrato, que se puede reutilizar al ser picón – gravilla volcánica – y lana de roca, para otro futuro trasplante.  De hecho, como el sustrato no se descompone de año en año, la razón por la que conviene cambiar el sustrato cada año está en toda la materia orgánica que sí se descompone: la propia planta – raíces y rizomas, las algas, los musgos y pequeños helechos que crecen en la maceta transparente, las partículas orgánicas aportadas con el riego y la inmensa flora bacteriana. Al sacar el sustrato de la maceta se aprecia enseguida el olor agrio típico de lugares siempre húmedos  colonizados por algas.

Phragmipedium 7Siempre es bonito ver que la base de la planta está sana y libre de cicatrices o manchas. Y claramente se puede ver que el nuevo brote – a la derecha – aun no tiene ninguna raíz propia. La mayoría de las especies de Phragmipedium  crecen en lugares muy humedos, con las raíces parcialmente sumergidas. Es uno de los pocos géneros de orquídea que tolera estar con sus raíces en el agua, algo que por ejemplo mataría a un Paphiopedilum en poco tiempo. Razón de mas para vigilar que nunca haya ni el menor rastro de podedumbre o un  crecimiento excesivo de algas. La algas se evitan fácilmente colocando un posamacetas negro en frente de la maceta transparente o usando una segunda maceta opaca. Evita la entrada de luz y que se caliente la maceta transparente y el sustrato con las raíces estando al sol.

Phragmipedium 8Recién plantada en sustrato fresco, con los pies en el agua, todo preparado para una nueva temporada.  El agua se cambiará a menudo y ¡nunca jamás estará la planta sentada en agua abonada! Los abonos se harán aparte, por ejemplo sumergiendo la maceta en agua abonada, y luego pasaran las macetas a su lugar habitual con agua limpia. Y evidentemente, nunca se abonará una planta recién trasplantada.

Hay un indicador de que algo en el cultivo va mal: necrosis en las puntas de las hojas  que seguirán aumentado, secándose la hoja lentamente. Indica una concentración (demasiada) alta de sales – abono – en el agua/sustrato.  También puede indicar demasiada sequedad en el sustrato (que fisiológicamente para la planta es el equivalente). Phragmipedium Mem. Dick Clements 9
A los once meses vuelve a florecer en el brote nuevo. Las temperaturas mas bajas que hemos tenido durante el comienzo de este invierno efectivamente tienen un efecto deseable: intensifican los colores.
Phragmipedium Mem Dick Clement 10
Aun está en flor, pero ya hay un nuevo brote fuerte esperando su turno. Una segunda yema brevemente asomó con una punta verde, pero finalmente solo se ha desarrollado un brote.

mdc