Archivo de la etiqueta: Orchis

Espectacular floración en 2018

Un invierno muy seco y caluroso, con unas primeras lluvias tempranas seguidas de sequía. Bastante frío al final de un invierno que no presagiaba cosa buena. Luego aparecieron las lluvias, regulares, suaves y tanto del sur como del norte: las Orchis canariensis, truncadas al principio en su crecimiento, recuperaron sus floraciones en suspenso, incluso han brotado en lugares que antes habían estados secos y ahora mismo están con una floración espectacular, abundante y vistosa. Eso sí – un mes más tarde que el año pasado.
Paso a mostrar detalles de las flores:

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis
Un grupo de Orchis canariensis junto a Ranunculus cortusifolium en flor, Sonchus acaule a punto de florecer y Asphodelus ramosus en el fondo de la imagen; suelo cubierto de pinocha de Pinus canariensis
Orchis canariensis
Orchis canariensis entre Greenovia aurea, en el borde de un pequeño acantilado de roca basáltica en pinar de Pinus canariensis. Líquenes y musgos como únicos acompañantes.
Orchis canariensis
Orchis canariensis, bajo la sombra de pinos y Cistus ocreatus, acompañada por Asphodelus ramosus.
Orchis canariensis
Una forma albescens de Orchis canariensis.

 

Ω

Anuncios

Orchis canariensis

O canariensis 1.JPG

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

O canariensis 7.JPG

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las orquídeas terrestres europeas están protegidas.
Incluso cuando no crezcan dentro de una zona de protección especial, jamás debemos desenterrarlas y plantarlas en una maceta, creyendo que así las podremos cultivar. El cultivo de las terrestres europeas es extremadamente difícil; la planta tiene una dormancia estival y un letargo invernal que las protege de las heladas; esto sin embargo no significa que toleren un amplio rango de temperaturas, sino que necesitan justo de este ritmo de crecimiento y estos extremos en las temperaturas, parecido al de mucho otros geofitos, para formar sus tubérculos, crecer sanas y llegar a florecer. Para complicar aun más el cultivo, nacen y crecen en simbiosis con un hongo de micorriza, algo que – aunque la planta adulta puede vivir sin este mutualismo – es sumamente difícil de conseguir artificialmente.

Por esta razón es igualmente complicado sembrar las finísimas semillas de las orquídeas terrestres. Por lo general la propagación artificial se hace in-vitro sobre medios de cultivo especiales.
Al ser escasas las orquídeas canarias, protegeremos las varas en flor y no las cortaremos, para así propiciar que formen sus características cápsulas y liberen las semillas que ojalá llevarán a que crezca alguna nueva planta en algún otro lugar propicio.

Aunque no nos las podemos llevar a casa, sí las podemos proteger in situ.  Fotografiándolas y compartiendo las fotos en las redes con amig@s, no sólo damos a conocer que estas pequeñas plantas efectivamente son orquídeas, al mismo tiempo aumentamos el circulo de personas que las sabrán reconocer como tales y  que no las cortarán por descuido o para llevarse un ramo de flores del campo a casa.
Conociendo los lugares en dónde crecen, podemos avisar ante posibles peligros a las autoridades – obras, extracciones, caminos y vías de mountain-bike etc.  Las orquídeas terrestres canarias son muy fieles y puntuales a su cita anual, cada año podemos retomar nuestro peculiar safari fotográfico vegetal para visitar los lugares donde crecen, viendo aparecer las floraciones – en años de inviernos secos se saltarán la floración – y encontrando con algo de suerte, nuevos emplazamientos o pequeñas plántulas que indican que han conseguido aumentar su presencia.

¡Cuidemos nuestras orquídeas canarias conociéndolas!

Orchis canariensis

Orchis canariensis

Orchis canariensis
Orchis canariensis

 

 

Ω