Archivo de la etiqueta: Free Palestina!

1 de mayo

1 de mayo

Se aceptan tres propuestas más,
porqué echarse a la calle un día 1 de mayo. ¡Contácta!
Tell me other three good reasons
to take to the streets today! Make a comment!
Noch weitere drei gute Gründe gesucht, den 1. Mai
auf der Straße zu verbringen. Los, schreib!

primera propuesta: paridad
primera propuesta: paridad
segunda propuesta: subvenciones y paridad
segunda propuesta: subvenciones y paridad
tercera propuesta: enseñanza pública gratuita
tercera propuesta: enseñanza pública gratuita
sanidad universal
cuarta propuesta: sanidad universal gratuita
voto cuidadano
quinta propuesta: voto ciudadano
Libertad de expresión
sexta propuesta: libertad de expresión completa
Anuncios

Crecer entre palos

“Tengo a sanantonio
puesto de cabeza
no me busca novio
pues … ¡ya no me interesa!
palo, palo palo …”

(Lita Nelson/Edmundo Arias y su Orquesta, Feria de Cali, 1958)

a

Un nuevo cesto para Cattleya Peckhaviensis.
Por lo menos esa es la idea, aun de madrugada. A medias entre descansado y desnudo, afuera el mundo aun sigue abrigado con un manto de penumbra, pero la idea ya alborota en la cabeza y está lista para salir al mundo.
cestos tremperos 1
Antes de nada apresurar el café, afinar la coordinación: primero el agua, como máximo hasta la válvula, luego el filtro, llenarlo con café recién molido – ¡hum, qué bien huele! – , enroscar, encender la llama, poner la cafetera a hervir y conectar el laptop. El orden de los factores sí altera el resultado, pruébenlo.
Y sí que está fría la silla a esta hora.
cestos tremperos 2
Hacer un cesto nuevo comienza por reunir todos los bártulos, los imprescindibles como las ramas secas de saúco, duras, casi demasiado duras como para cortarlas a tamaño con una tijera de podar al uso, y los decorativos, superfluos al final, una vez hecha la cesta, pero necesarios en el proceso de preparar las fotos, montar una escena, deshacerla, volver a pixelar, reagrupar, disparar otra vez, editar, comprobar en la pantalla una primera vista rápida, reagrupar de nuevo, cambiar el enfoque, pixelar, archivar por si acaso sirva.
cestos tremperos
El cesto será un sexángulo, de forma que necesitaré 18 o 21 trozos de ramas de saúco, tal vez incluso veinticuatro, ya veremos. Porque el tamaño, no sólo en extensión para darle a la planta espacio para uno o dos brotes consecutivos en cada dirección, sino también en profundidad sí que importa. Una única fila de palos más aumenta el volumen considerablemente, y a más volumen más retención de agua y mayor cuidado hay que tener a la hora de regar. Es muy fácil comprobar el tamaño final del cesto, jugando a hacer casitas con los palos aun sin perforar. Si resulta ser demasiado grande, o demasiado alto, con cortar un cm en cada trozo o con eliminar una fila de tres, damos con el resultado deseado.
cestos tremperos 4 o 5
Ya hace tiempo que la segunda taza de café lleva enfriándose. El asiento en cambio ha tomado una temperatura más que agradable y mientras le doy forma al cesto, perforo los trozos de saúco en cada extremo y preparo la primera fila de palos ensartados en alambre,  doy vuelta a otra idea que llevo rumiando desde despertar a oscuras. Las entradas sobre orquídeas en el blog son todas en español, y así seguirán, pero un título que no sea repetitivo para esta entrada, que ya va a ser la tercera sobre cestos,  tan solo se me ocurre en inglés.
cestos tremperos 5
Ignoro si ‘morning-wood-basket’ lo entendería alguien que entrara casualmente; sí lo entenderían aquellos que entraran a través de algún buscador de palabras y no sería por casualidad. Como tampoco es cuestión de complicar cosas simples, intento varias traducciones literales, otras explícitas, voy descartando las médicas y al final lo intento desde el alemán. Aunque una rama de saúco no se parece en nada a una ‘Latte’, que simplemente significa ‘listón’ y punto. No, no sirve.
cestos tremperos 6
En este cesto he innovado el fondo del cesto. Es un trozo de malla de plástico de una bolsa de cebollas el que forma la base y está cogida por los mismos alambres que sujetan los palos. Espero que aguante el peso del sustrato. Encima va, recortado al tamaño y  a la forma hexagonal del cesto, el tejido natural de una palmera (Livistona chinensis).
cesto trempero 7
Ahora toca trasplantar. Para reblandecer algunas raíces que se han pegado a los palos del cesto roto – ya tiene sus años -, remojo todo el cesto y las raíces sumergiéndolos en agua tibia.
Como en cualquier lengua masculinista hay infinitas variantes para cualquier tipo y condición de verga (= palo delgado) y no hay prisas para seguir con el trasplante, confío mi suerte una vez más al traductor que está a unos pocos clics de tecla, para dar con alguna traducción lúdica de ‘morning wood’ a la jerga masculina en castellano. Nada.
cesto trempero 8
En cambio, la traducción al castellano de la alemana ‘Morgenlatte‘ me la presentan como ‘café con leche por la mañana’ … no, hombre no, de tanta risa tonta que me entró acabo de regar el teclado del laptop con el poco de café frío que quedaba en la taza, asqueroso – a mi me gusta negro, fuerte, dulce – y pringoso al limpiar.
Y espero no haber despertado a los vecinos con tanto júbilo, ya ha salido el sol.
cesto trempero
Me parece muy extraño que no encuentre ninguna palabra adaptable, que además sirva para el cesto. Hasta que doy con un préstamo del catalán. Força i entusiasme.
Igual debería, antes de usarlo, contrastar la palabra con un ‘native-speaker’ catalán, pero como ya dije, tampoco hay que complicar las cosas simples.

Y esto de hacer cestos es bastante simple, la verdad.

cesto trempero 10

“… palo bonito, palo es!”

a Φ

Rhynchovola David Sander

La responsable de la letra ‘B’ en el siglas con las que solemos abreviar los nombres de los notogéneros de Cattleya híbridas, con sus enormes  flores  y  los  labelos fimbriados, es en todos los casos Brassavola digbyana.

Rhyncholaelia digbyana in Rhynchovola David Sander
Rhyncholaelia digbyana

El primero de estos híbridos ‘Brassocattleya’ (= Bc.) floreció en 1889 en los invernaderos de la empresa Veitch, resultado de cruzar Brassavola digbyana con Cattleya mossiae. Y entre las primeras ‘Brassolaeliocattleya’ (= Blc.) – si no la primera – está este interesante cruce entre Cattleya Schroederae y Brassolaelia Gratrixiae (= Brassavola digbyana x Laelia cinnabarina), presentado en 1907 por J.G. Fowler y nombrado en su honor Blc. Fowleri.

Rhyncholaelia digbyana
Rhyncholaelia digbyana

Muchos años después, Brassavola digbyana, fue separada del género Brassavola (junto a Brassavola glauca) y pasaron a llamarse Rhyncholaelia (ambas forman una cápsula con un largo saliente, o nariz, de allí el nombre). Brassolaeliocattleya debería luego cambiarse por Rhyncholaeliocattleya (cuando digbyana es el ancestro), igualmente, aquellas Cattleya que entre tanto han pasado al género Guarianthe, también cambian el nombre en sus híbridos … y todas las Laelias que han sido unificadas con el género Cattleya, pierden la ‘L’ que delata su  presencia entre los ancestros del multihíbrido moderno … y podríamos seguir y no llegaríamos a nada mas que a un final tan provisional como insatisfactorio, ya que la taxonomía de las especies está en continuo movimiento.
Para el aficionado, que busca desesperado el nombre de su híbrido en las redes del internet, solo cabe indicar que pruebe con todas las posibles combinaciones, por ejemplo en el registro de la Royal Horticultural Society (RHS).

Bc. Maronae en Rhyncholaelia digbyana
Foto publicada en 1927 en Schlechter, R.: Die Orchideen, Tabla XV, pag. 785. Este híbrido de Rhyncholaelia digbyana fue registrado en 1901.

No es Rhyncholaelia digbyana la única especie vistosa dentro del pequeño grupo de las Brassavolas. Otra candidata a reina es la extravagante Brassavola cucullata.
Descrita en 1703 (!) por Charles Plumier como ‘Helleborine floribus albis, cucullatus’, transferida luego al sistema binomial por el mismo Linnéo en 1763 como Epidendrum cucullatum (todas las orquídeas epífitas que se iban encontrando y llevando a Europa, al principio eran consideradas de un mismo género, Epidendrum). A medida que aumentaba el número y la obvia diversidad de las plantas traídas de ultramar,  fue necesario crear nuevos géneros, que hicieran justicia al parentesco real entre todas estas plantas, nuevas a la ciencia europea.
En 1813, Robert Brown,  botánico escocés, creó con Brasssavola cucullata como especie tipo, el género Brassavola.

Rhyncholaelia David Sander
Rhynchovola David Sander

En Rhyncholaelia cucullata todo pende.
En Rhyncholaelia digbyana todo es robusto, rígido.

Brassavola David Sander 5
Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander 6
Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander 7
Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander

En Rhynchovola, el porte erecto de los pseudobulbos – finos, como un lápiz – y sus largas hojas se aprovechan de la rigidez que otorga digbyana. Hasta que llega la flor, que por su tamaño (17cm en cada dirección) y su pedúnculo-ovario de otros tantos 18cm (!) hace de contrapeso y tira del bulbo, como en cucullata.
El labelo de Brassavola cucullata, siempre tiene una punta igual de larga al de los pétalos, muy larga, fina, blanca. En David Sander aun se ve la punta alargada del labelo, pero el ancho, el tamaño y el borde fimbriado  es de digbyana.

Porque la ‘R’ en los nombres de nuestras Cattleya híbridas, con sus enormes  flores  y  los  labelos fimbriados, viene de Rhyncholaelia  digbyana.

Rhynchovola David Sander
Rhynchovola David Sander, rebrotando

Rhynchovola David Sander
Aparecen las primeras raíces del nuevo brote y así se cierra un ciclo de crecimiento

ρ

 

 

hung curd – labneh – لبنة

labneh 1: leche y yogur

Con los calores del verano, toda la casa bien caldeada, llega la época ideal para retomar una costumbre ancestral y sana: hacer yogur en casa y convertirlo en labneh.
Leche y un buen yogur con Lactobacillus bifidus como inoculo, mezclar bien, temperaturas por encima de los 26ºC y de 6 a 12 h de reposo – no necesitamos mas. A la mañana siguiente tendremos nuestro yogur.

Al final nos saldrá mas barato el yogur casero que comprándolo en la tienda. Además estará hecho de leche leche, fresca, entera, sin espesantes ni aditivos: volvemos a retomar el control sobre nuestro alimento.
Y si una parte del yogur lo convertimos en labneh, tendremos una base cremosa y versátil, que nos vale igual para toppings de magdalenas, como para hacer queso fresco a las finas hierbas para untar.
Y lo mejor para el final: dependiendo del tiempo que dejemos escurrir el yogur hecho a base de leche entera – 3,5% de grasa – el labneh resultante tendrá unos 9% de grasa. ¡Comparen!

labneh - hung curd

Con una o dos cucharadas de yogur nos vale para empezar a criar el yogur casero. Como las bacterias acidulantes están vivas – al igual que ocurre con la levadura – tenemos que trabajar con higiene: calderos limpios, manos limpias, utensilios limpios.
labneh - hung curd

Añadimos leche pasterizada y mezclamos. En días frescos, colocamos nuestro caldero dentro de otro mayor con agua caliente sin que el caldero de la leche toque el agua. Queremos una temperatura alta para que el Lactobazillus haga cuajar la leche, sin que se muera por demasiado calor.
labneh - hung curdTapamos y  dentro de unas seis horas habrá cuajado la leche. El caldero repleto de fresco yogur pasará directamente al frigorífico. La forma de cuajar depende de la temperatura, del tipo de leche y del inoculo. Probando con distintos yogures al iniciar el proceso, daréis rápidamente con el que mas gusta.

Ya solo nos queda separar el suero de la parte solida del yogur. En vez de poner fotos propias quiero presentaros un sitio de internet de lo mas especial:  http://www.vegrecipesofindia.com/  Está en inglés, eso si, pero entren! Las fotos, inmejorables, explican por si solas el proceso de colar y prensar nuestro yogur. Thank you so much, Dassana Amit!  Y los que se atrevan a seguir, descubrirán el shrikhand


labneh picante sour süß

El labneh norteafricano y del oriente – hung curd de los anglófonos – sirve como base tanto para una receta salada – del simple queso para untar, salpimentado con hierbas frescas, cebollino ante todo; o parte esencial de un elaborado biryani o incluso de un quiche lorraine.
Combina igual de bien con la acidez, como para elaborar vinagretas para ensaladas reemplazando a la crême fraîche, crême double, nata agria o Schmand  en un sinfín de variantes, siempre mas ligeras que una vil mahonesa.

labneh

Dependiendo de cuánto tiempo se deja escurrir, tenemos un labneh más cremoso o más compacto. La forma más compacta es ideal si se quiere usar añadiendo irgredientes líquidos, como zumos y jarabes.
Con un poco de azúcar se convierte en un postre tan simple como delicado – cremoso como el yogur griego – y el extenso mundo de la repostería que requiera una crema maleable tiene en el labneh una solución light. ¡Ay, mascarpone! ¡Ay, nata!
El labneh es tan indefinido, que nos permite todo. Incluso bebidas: el lassi dulce y el lassi salado.

Labneh con pimiento asado y albahaca

Labneh dulce

labneh, con arándanos

Y finalmente, como colofón inesperado, mejorando una ensalada nórdica de arenque en vinagre, remolacha, papas,  manzana y eneldo: con labneh – no muy espeso esta vez – resulta increíblemente cremoso pero sin aumentar las calorías, como pasaría inevitablemente si usáramos la nata de la receta original.

labneh - ensalada de arenque y remolacha

Ideal para días calurosos de verano y para sorpresas de color intenso.

 

Λ

Chysis bractescens

Imagen

Imagen

Chysis bractescens 2014Chysis bractescens es una planta de hoja semicaduca en invierno (estación seca) que florece a partir del brote jóven. Plantas fuertes pueden producir dos varas por brote, con mas de 5 flores por vara; la vara es corta y las flores se abren con poco espacio entre ellas. De olor fuerte y dulzón por horas, la flores llegan a alcanzar los 8,0 x 9,0 cm. La floración dura poco mas de tres semanas.

Chysis bract. brotes 4La planta tiende a crecer con hábito trepador, formando los brotes nuevos en vez de en la base del pseudobulbo del año anterior, en unos de los nudos que quedan mas arriba. Resulta por lo tanto mas fácil cultivarla en un cesto o maceta ancha y plana. Prefiere situaciones ventiladas y cuánto mas humedad ambiental hay, mas hermosas crecen las hojas. Aguanta bien el sol; pero crece mejor en semisombra y será una planta hermosa con las hojas frondosas si se le permite crecer con protección.

Chysis creciendo 5Los brotes nuevos crecen vigorosamente en las primeras semanas después de la floración. El bulbo se formará mas tarde, cuando el brote haya alcanzado su altura máxima. Riegos abundantes y abonos son beneficiosos en esta época. Una vez que el bulbo se va hinchando, también va adquiriendo el típico aspecto péndulo de esta especie.

Chysis 7Las raíces aparecen tarde, después de la floración, cuando los brotes ya tienen hojas. Son esbeltas, con las puntas verdes, y fuertemente tomentosas. De jóvenes blancas, ya mas tarde irán volviéndose amarillentas. Prefieren sustratos aireados y viven varios años.

Chysis 7Con unas nueve hojas ya dejan de formarse mas hojas y el bulbo comienza a engrosar.  Ahora que la planta está a punto de culminar su crecimiento máximo de la temporada – en mi región a mitad de julio – conviene abonar.  Riegos copiosos, calor y alimento ayudarán a un pseudobulbo fuerte, capaz de generar un brote vigoroso en primavera. Chysis bractescens 8
Al final de la época de crecimiento, se han formado los nuevos bulbos que aun mantienen sus hojas. A finales de octubre o, si la planta hace lo que quiere como la mía, a principios de febrero, paulatinamente las hojas irán amarilleando comenzando desde la punta hasta finalmente caer. En la foto se ve claramente la diferencia entre este cambio de color y una quemadura de sol. Al secarse las hojas, las bases de las hojas que envainan todo el bulbo, se vuelven blancas, secas y paulatinamente se deshacen en hilachos.
Chysis bractescens 9: otoño en febrero
En invierno, independientemente de que la planta se haya desprendido de sus hojas o no, es conveniente mantener un reposo severo de 6 a 10 semanas. Ayuda a la floración que bajen las temperaturas y que los bulbos estén al sol – ¡de seguir las temperaturas altas, siempre con prudencia!
¡Vigilar los pulgones!
Chysis 10: nuevos pimpollos
Al vislumbrar las yemas de los nuevos brotes, aun hay que andar con cuidado: espaciadamente se retoman los riegos,  escasos al comienzo y evitando mojar el brote, porque en las axilas de las primeras hojas basales, una vez que empieza el crecimiento, se formarán y aparecerán una o dos varas florales. Se ha cerrado el ciclo. La primera nueva vara está a la vista.

Χ

growing rubies

verruculosa 1
Lithops verruculosa inae
C129 is an inconspicuous littel grey seedling. Things change whith the first pair of true leaves. Even through the ‘eye’ of the cotyledons you can spot the little red gems mounted on the Lithops.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
After sowing, L. verruculosa germinated well, cotyledons and young plants always fragile in comparison to other Lithops seedlings.
verru dead head 2
The first summer was hard. A sudden death episode which affected a few species, as well as most of the nice little rubies. They don’t like to much water, nor watering in hot spells at all. I hope I recall next summer: more shadow for these!
rubies 4
Two of the happy survivors just at their birthday. One year old they prepare for a benign drought – the community compot gets more waterings and mistings than individual adult Lithops – and hopefully a new pair of leaves in springtime next year. The rubies have faded somewhat.

All In A Tumble

all in a tumble 2

Since a few years, one of our local DIY-superstores has a succulent plant section, with plants provided by a local wholesale grower. There are many good reasons NOT to buy living plants or animals in a hardware store and,  thanks to EU laws,  sad dogs,  cats and parrots and their cages have been banned to the specialized zoo-shops. That helps a bit, but ethics still are inappropriate when the living being we are dealing with are invertebrates, fish or plants, grown industrially by the millions for season window boxes and disposable use like a soft tissue. It’s easy to ignore wilted Geraniums while buying nails; for you can get them nearly the same prize at a florists nearby. Even some of the more attractive offers, like big and wellgrown Anthuriums can be refused even if you know, that you’ll have to pay a fiver more in the nursery.

all in a tumble 1

It makes a difference when plants are looked after at the place where they are sold. With a minimum of daylight, water, space and ventilation. And, supposedly, knowledge. But what do you do when you see Anacampseros, Dorstenia, truncate Haworthia, and the rest of the succulent family displayed in alveolar trays – one euro each! – ready to die on the bottom shelf?

all in a tumble 3

Obviously I did wrong. These plants I’d hardly ever seen at one of our five big nurseries, nor at the florists.  One employee of the wholesale grower,  who happened to be right there refilling the shelves just when I was still fighting against my better judgement,  confirmed they didn’t sell at retail. I made a compromise, left those I didn’t know how to care for and took only a few.

all in a tumble 4

Now, the only sensitive thing I can do is getting these plants to survive, to grow and to flower.

all in a tumble  5

And eventually,  get seeds, sow a few and give away the excess.

all in a tumble 6

all in a tumble 7

all in a tumble haw tess

All in a tumble 9

all in a tumble 10

α

Phalaenopsis pantherina

pantherina 1

Pantherina 2

Pantherina 3

pantherina 4

pantherina 5

pantherina 7

pantherina 8
Phalaenopsis pantherina y Phalaenopsis cornu-cervi son tan parecidas que al ojo de alguien que no es adicto a las orquídeas ya sea por vicio o por profesión pasarían por una sola especie. En esta foto se pueden ver algunos detalles del labio, que son las características principales en las que se basan los botánicos para distinguir entre una y otra. Como no podía ser de otra manera, esta flor tiene rasgos tanto de pantherina como de cornu-cervi.
pantherina 8

pantherina 9

pantherina 10

Π

Tiquismiquis

aurea 1Vuelve con dos varas Phalaenopsis equestris aurea. Como cada año, las algodonosas y las lapas llegan las primeras, y se resiente mucho. Como esta planta siempre pierde una parte de sus pimpollos, independientemente del cuidado en el cultivo, se lleva el título de Phalaenopsis tiquismiquis. En honor a la verdad hay que decir que es una planta muy fuerte, que le gusta sobremanera estar en su cesto.  pero eso – una parte de los pimpollos amarillean antes de abrir y se caen siendo aun pequeños.

aurea 2tiquismiquis 3tiquismiquis 3tiquismiquis 5tiquismikis 6La belleza, dicen, siempre está en los ojos de quien observa. Phalaenopsis equestris cautiva con su flor silvestre, salvaje, lejos de la perfección híbrida de pétalos redondeados, solapados, orientados todos en un mismo plano.  Esta equestris no, está viva, ocupa el espacio en sus tres dimensiones y expande su pétalos, agacha el pico y echa a volar.

tiquismiquis 7Phalaenopsis equestris aurea

Quizás debería considerar el apelativo de ‘tiquismiquis‘. Si bien es cierto que en los últimos tres año ha perdido pimpollos en cada floración sin aparente causa, no es menos cierto que la mera cantidad de varas recompensa con creces las flores perdidas.

Phalaenopsis equestris aurea
Apenas ha perdido alguna raíz, y cada año forma nuevas raíces. Ya no es la cesta que mantiene firme a la planta, son las raíces que mantienen los palos de la cesta en su lugar – los alambres originales ya han roto por corrosión.

Phalaenopsis equestris aurea

Hojas nuevas cada año, de dos a tres. Poco a poco van trepando los tallos.

a

a

Φ

Posiblemente la orquídea mas fácil de cuidar en climas mediterráneos

epi blog 2Epidendrum Ballerina ‘Pink’, un cultivar que se encuentra con relativa frecuencia en los viveros y del que hay otros colores – blancos, crema, amarillo, naranja y rojo – de crecimiento veloz y floración muy prolongada una vez que florece.  Los blancos son, por general, más lentos y mas propensos a quemarse al sol. Los tonos rojos tienen las hojas moradas como protección solar, pero ojo, es bueno cuidarlos con algo más de sombra si la ventilación y la humedad ambiental no son óptimas. Y por supuesto, después de cada invierno, hay que adaptarlas lentamente al sol, sobretodo si las plantas han estado en el interior durante los meses fríos.

Epi caña 2Crecen formando largos tallos – también se la conoce como orquídea-caña – con hojas alternas. A partir de la octava hoja puede formar la vara floral, y casi siempre la forma.  En el ‘casi’ va el ‘pero’ – hay plantas que por años se resisten a florecer, sin razones obvias. Crecen bien, las raíces perfectas, las hojas tersas y brillantes, pero nada de varas, nada de flores. Último recurso: dejarla desatendida, sin abono y sin mimos, con mucha luz. Y si sigue sin florecer – regálala. Verás cómo florece. ¡Ay, estos amores traicioneros!

Epidendurm Ballerina pink 3epidendrum 4posiblemente 5
 Las flores de muchas especies de Epidendrum florecen sin resupinar, es decir, el pimpollo no se tuerce para que al abrir el labio esté hacia abajo como en muchas orquídeas. El labio de esta forma queda hacia arriba, y deja de ser una pista de aterrizaje para potenciales polinizadores voladores. A las hormigas, que suelen trepar por las flores en busca de alguna gota de néctar tanto en las flores como en los tallos, esto les trae sin cuidado.

First Year

salicola II 1
Lithops salicola
.   August,  2014.  The big one  is 23 x 17 mm.  Just got their first watering.
Salicola 2
The same plants one month later. The big one is 25 x 18 mm.
first year salicola 3
After Three months, in november, after heavy rainfalls and the first colder nights. Still no buds to see, so I think this year there won’t be any flowers. The tiny seedlings are runaways from a nearby Anacampseros namaquensis.
first year 4 salicola
Colder nights and rain has done it, the first flower opened in mid december. That is late, but due to the unusual high night temperatures we had this autumn. The flower is quite big, so I’m expecting a wonderful blooming next year.

Sowing Lithops in Summer

sowing in summer 1The substrate is prepared. 80% volcanic lapilli, bigger chunks in the bottom and finer graduation towards the top, mixed with coconut fibres and a bit of fine silicate sand.  Most of the organic part in the upper 5 cm.
The planter is 39x17x14cm, big enough for a few Lithops and hopefully two to three years of happy growing. There are some evident advantages using a planter versus a single pot. They are easier to care after, they keep the moisture a bit longer – which is good for seedlings – and they save space.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAs most of you will have recognised the seeds  are from Cono’s Paradise. There are plenty of seeds in every seed package, I’ll just use a part of them for this summer enterprise. Germinating Lithops is generally  very rewarding, Lithops seeds hatch in nearly every substrate, organic, mineral, cotton, paper, petri dish… older seed is said to have a higher rate than recently harvested seeds. There is some difference in size between different species of Lithops, but as a rule most of good quality seed will hatch in a few days. Be careful when sowing, if you want to avoid crowding and don’t cover the seed.

summer sowing 3Sow the seed  with the help of a toothpick upon the wet surface of the substrate. Just trickle a few seeds out of the seed package into a china cup, and with the wettened tip of a wooden toothpick you just pick one seed after the other and place them gently and evenly spaced – well, more or less – on the surface of the substrate. It is easy, believe me: I’ve done so with 19 seeds of each of the 16 Lithops species I’ve sown. It took a little bit more than half an hour.  This little effort in the beginning will be rewarding in the future. Spray gently after sowing and cover with a plastic wrapper.

Summer 4Identify each row with the Cole Number or the full name of your Lithops seeds, date of sowing (the more information you may want to add, the better) and add some long but narrow plastic stripes (say from a bottle) as separators, preferably bevor sowing. The plastic stripes will also prevent the plastic wrapper, which will soon get wet from inside, to lay down on the substrate and suffocate the freshly hatched plantlets.
Place the wrapped box out of sun in a bright place.
If you are lucky, in two to three days you may see something.

summer sowing 5The temperatures I have to deal with now – and I want to sow now – are 28º/22ºC. There has been written a lot about the pros and cons of higher or lower tº when sowing Lithops; I’m not going to add.
The only viable alternative would be waiting until next winter. And this doesn’t help fighting the Lithops addiction, does it?

summer sowing 6Yesterday, three days after sowing, the first movement was there to see, today there are seventeen little new Lithops at home!  They deserve to be named, for being the speediest:
Eight Lithops karasmontana;
Two Lithops bromfieldii mennellii; the first one to be photographed!
Three Lithops otzeniana;
Two Lithops aucampiae koelemanii; and
one Lithops schwantesii and L. olivacea nebrownii .

Summer sowing 7August, 5th.  50 Lithops hatched meanwhile.  Nearly all species sown have germinated and,  strange enough, the Lithops with the biggest seeds – C204 Lithops lesliei rubrobrunnea –  still don’t.  The little one in the image – Lithops aucampiae koelemanii – shows what I like seedlings to look like: a short body, a long root and already a bit of colour. With real bright light Lithops grow like this. Etiolated seedlings are prone to diseases.

summer sowing 8Still August 5th, by the afternoon 66 seeds have germinated already – C204 still not there! – and I water again. With a gentle spray you can water as much and as often as you like, this type of substrate will never be waterlogged and soggy. Excess of water just pours out. Spraying once or twice a day keeps the seed wet. The seed clings firmly to the surface of the susbstrate and once sprouted, the empty ‘shell’ will keep securely attached to most of the young cotyledons for many weeks: I’ve never found the seed being washed away, even the tiniest stay in place.
Never forget to protect the planter again with plastic wrapper.

summer sowing 9August, 8th.  Seven days after sowing 100 seedings gather in the planter, which is roughly one third of all seeds sown. Only one species, Lithops lesliei rubrobrunnea shows no growing at all. Big  seeds are just big seeds. There is no need to hurry. The image shows Lithops aucampiae C256, already ‘big’ and flat, which becomes evident in comparison to the next photograph.
There have been losses as well. Just a few minutes, a cloud moving and sun heating the little space between plastic wrapper and substrate surface is all it needs for a quick damping off: the seedlings are simply cooked. This way I have already lost 15 little Lithops. Sorry guys.  I promise to take care, hoovering a bit more on cloudy days. Never trust the summer sun. Nor the summer clouds.

summer sowing 10Extremely diminute, Lithops villettii deboerii C231, this species seems vigorous and strong and is, together with the two karasmontana, one of the best in terms of germination rate.
Definitedly, the first week after sowing Lithops in summer proofs that sowing Lithops in summer, is perfectly possible. And a good way to fight addiction: two days unattended and I lost them all.

Yes, I knew.  It’s better at my place to sow in autumn and winter. Been there, done so. Never going to bump into it again.

α

 

Azzzuuuuuuuurrrooo

Ipomoea 1Azzurro,
il pomeriggio è troppo azzurro
e lungo per me.
Mi accorgo
di non avere più risorse
senza di te,
e allora
io quasi quasi prendo il treno
e vengo, vengo da te,
ma il treno dei desideri
nei miei pensieri all’incontrario va.

Eine perfekte Kombination
gelingt dem aufmerksamen Gärtner
mit diesen beiden Convolvulaceaen: Ipomoea 2Convolvulus floridus,
Guaydil, weiss und silbern,
formbarer Busch.
Und Ipomoea indica,
immergrün, mit herzförmigem Blatt,
aggressiv,  zähmbar und wunderschön blau.
Ipomoea 3Beide wollen hoch hinauf,
Guaydil wird zum kleinen Baum, reichverzweigt
und überhängend.
Ipomoea windet rasch sechs Meter und mehr.
Sie blühen zugleich im Frühjahr, Sommer und Herbst
und belohnen den Rückschnitt abgeblühter Triebe mit neuem Austrieb.
Ipomoea 4
Ipomea indica gilt vielerorts als aggressiver Neophyt,
einmal gepflanzt ist dem Wurzelstock
kaum beizukommen.
Sorgfalt führt somit die Hand des Gärtners.
Ipomoaea 5
Convolvulus floridus, die silbrigblättrige,
buschige Winde mit den grossen weissen Blütentrauben
ist auf den Kanaren endemisch. Windfest und  an Trockenheit gewöhnt,
ist der gewässerte Busch beliebig formbar. Ipomoea 5In England – wo sonst! – hat Blue Morning Glory
von der RHS einen Award of Garden Merit erhalten.
Ein hochgeehrtes Unkraut sozusagen,
von reinem  Dunkelblau, das allabendlich zu rosapurpur verblüht.
azurro 5

Azzurro 6

Convolvulus floridus – schön wie weisser Flieder,
jedoch monatelang in Flor –
ist immerhin schon zum lokalen Strassengrün aufgestiegen.
Oh, blumenreiche Kanarenwinde, rosenfingrige …!

Es ist  endlich an der Zeit, diese Schönheit,
die grosse Schwester von Convolvulus cneorum,
in Gärten und Ausstellungen zu
ehren und zu kühren!

Ipomoea 6
A Elbereth Gilthoniel
o menel palan-diriel,
le nalion si
di’nguruthos!
A tiro nin, Fanuilos!

… Oh, look towards me, Everwhite!

 

out of focus

schwantesii 1

schwantesii 2 I’ve never been particularly taken by Lithops schwantesii. Until yesterday. What pretty little critters they are!  Though most photographs of Lithops schwantesii look rather dull and some even not in focus, this plant is one half of a rainbow.  Admittedly, you’ll have to take a close look and you won’t get a sharp shot at the first try, like you are used to when photographing other Lithops species. The pics will all look rather misty, unfocused. Until you scale up and see how this inconspicuous plant has fooled you and the camera as well. schwantesii 3

out of focus 4 Summer has been hot an dry for my newcomers, as I don’t want them to succumb after a first and early watering. So now, in mid september, my schwantesii looks a bit more wrinkled. schwantesii 5

out of focus As for december 2014, L. schwantesii looks pretty the same, turgent and healthy. There will be a last watering and then a three months drought. out of focus 7: schwantesii Only two weeks later, the fissure has opened to the wide and deep gap characteristic of L. schwantesii. The body measures now 32 x 21mm and the fissure reaches up to 14mm. There will be no more water until march – the hardest challenge for a gardener.

Lithops schwantesii 8
March 2015: two heads appear. The old leaves still present, turgent and apparently fine.