Archivo de la etiqueta: diurna

Crecer sin maceta

cestos 1

cestos 2

cestos 3

cestos 4

cestos 5
La inmensa mayoría de las orquídeas comúnmente cultivadas son epífitas, es decir, en origen crecen encima de otra planta, casi siempre arbustos o árboles. Es esa también la razón por la que la raíces de las orquídeas prefieren un sustrato de cultivo con mucha capacidad de aire. Una forma de proporcionarles este sustrato, o mejor dicho, un soporte del que se pueden apropiar según su gusto, es plantándolas dentro de un cesto.
1. Se eligen las ramas y se cortan al tamaño deseado. Hay muchos árboles cuya poda se puede usar, estas son de Solanum  y Salix (Sauce). Muy buenas son también ramas de tilo, avellano, acebuche, etc. Otras sin embargo se deshacen rápidamente o se plagan de orugas, como por ejemplo poda de Hibiscus.
2. Se taladran los trozos de rama a cada extremo con un taladro de madera fino. El cesto mas simple – y el mas fácil de hacer – es el cuadrado. Todos las ramas tendrían el mismo tamaño. La cantidad de ramitas define la altura del cesto. En este caso he optado por un cesto de seis lados.
3. Con un alambre se ensarta de abajo hacia arriba la primera fila de ramas. Como este cesto tiene seis lados, hay seis alambres. Los lados de este cesto no son iguales entre si; hay tres lados largos y tres lados mas cortos. Además, el tamaño de la ramas va creciendo hacia arriba. Es aconsejable, que este aumento no sea mayor a medio cm por fila. De otra manera quedaría visible el alambre.
4. Cuando la primera doble fila está ensartada, se cierra el círculo (hexágono). No todas las ramas son iguales. Queda mas estético (y es mas fácil de hacer) cuando las ramas que están al mismo nivel son iguales, usando el mayor grosor o en fondo o en el borde superior. Ramas curvadas se pueden usar; se ensartan con la curvatura hacía afuera. También se pueden elegir las ramas por su forma en la que han crecido: esto ya es arte mayor.
5. Llegados a la última fila, se ‘cierra’ el alambre formando una horquilla cerrada o ensartando un abalorio. Hay que elegir muy bien el tamaño de las ramas. El cesto acabado suele ser mucho mayor de lo que se podía intuir. Si hay que cambiar de tamaño, es ahora el último momento posible, antes de formar los ojetes y cortar el alambre sobrante!
cestos 6

cestos 7

cestos 8

cestos 9
6. El cesto colgante puede tener varios tipos de suspensiones a elegir.  Al formar el ojete ya tenemos los puntos donde enganchar la suspensión del cesto. En el caso de este cesto puedo optar por seis o por tres. Si elijo suspensiones de distinto largo, incluso podemos inclinar el cesto (por ejemplo para alguna Phalaenopsis). Una opción que queda muy estética y ‘natural’, pero poco práctica a la hora de regar.
7. Para poder llenar el cesto con sustrato, hay que tapar el fondo. Para este fin podemos optar por cualquier material que sea resistente a la humedad y al peso que va a tener el cesto en su interior. Desde conchas marinas (para orquídeas que toleran o incluso necesitan cal) hasta mallas de alambre. Lamentablemente no funcionan las fibras de palmera de la palmera canaria. Aunque lucen muy bonitas, se deshacen en pocas semanas. Si son muy aptas las fibras de la palmera Livistona.
8. Una vez listo el nido, ya se puede plantar. La orquídea a trasplantar estaba en un cesto hecho de ramas de Hibiscus. Urgía el trasplante. Con suavidad – siempre hay alguna raíz que se parte – se saca a la planta del cesto viejo, si fuera necesario se deja alguna rama pegada a las raíces.
9. Encyclia diurna en su nuevo cesto. Limpia y reluciente, ya solo falta la suspensión.
cestos 10

Ω

Anuncios

Encyclia diurna

Encyclia diurnaencyclia diurna resi

Las flores de  Encyclia diurna son pequeñas, alcanzan los 4 x 4 cm, con un olor muy agradable a miel, sobre todo por las mañanas. Mientras los sépalos son verdes con tinte marrón y hacen que la flor de lejos pase desapercibida, el labelo es muy vistoso. La varas alcanzan el metro de longitud, con quince a veinte flores dispuestas de forma espaciada.

La flor individual es longeva con unos 40 días antes de marchitar, de forma que la planta puede estar con una vara en flor durante mas de dos meses. Tolera estar al sol y también espacios  prolongados de sequía, aunque prefiere situaciones mas protegidas y húmedas para estar bonita. De crecimiento  denso, no ocupa mucho lugar aun siendo una planta grande.

Encyclia diurna plantaEncyclia diurnaEncyclia diurna 2014Encyclia diurna detalle del labeloEncyclia diurna vara