cubitos de conocimiento 0

sobre parámetros, factores y sinergía – I: luz y humedad relativa

mas alla - cubitos de hielo 1
Al tiempo que los foros de orquídeas se llenan de idioteces como regar con cubitos de hielo, mimar a plantas sin raíces con azúcar y vitaminas o mitigar el dolor de pseudobulbo con una aspirina – van quedando sepultadas bajo tanto mensaje  spam las páginas que contienen los conocimientos básicos sobre el cultivo de orquídeas (y, en el fondo, de cualquier otra planta cultivada en interiores).

Mientras nuestras plantas crecen bien, podemos darnos el lujo de algún experimento extraño. Pero cuando algo falla, es preferible saber el porqué y el cómo funciona cada cosa. Porque necesitamos comprender cómo adaptar tanta información al entorno concreto en el que vivimos nosotros y nuestras plantas.
parámetros 2 - vitaminas
Al fin y al cabo las plantas cultivadas tienen que sobrevivir bajo condiciones altamente artificiales y para ello dependen íntegramente de nuestra capacidad de traducir la teoría del cultivo a las necesidades innatas de nuestras orquídeas.

∗∗

1. “La luz es la necesidad primordial para toda planta verde.”

luz - mas alla 2
Sin luz no hay fotosíntesis.

Por mucho que reguemos, por mucho abono que demos – la planta al respirar gasta energía y si no la puede recuperar, morirá. No es posible sustituir la energía que aporta la luz por otra energía, por ejemplo subiendo la temperatura. Al contrario: al aumentar la temperatura la planta respirará mas y morirá antes.
parámetros 4 - luz
Que nosotros veamos luz y estemos a gusto no significa que la planta tenga luz. En un día de máxima luminosidad (cielos despejados con pocas nubes, al mediodía) la luz que llega a la mesa del living no sirve para que crezca una orquídea. Pero ojo: las ventanas pueden ser trampas de calor cuando el sol da de lleno por las tardes (orientación sur y oeste, hemisferio norte) o por las mañanas (orientación sur y este, hemisferio norte).

parámetros 4 - distrib-luz
Luminosidad en % de la luz que entra en una vivienda. Verde claro 85% de luninosidad y verde oscuro 65% de luminosidad del total de la luz que hay en el exterior (=100%)

El orquideófilo  Franscisco Deusvando lo ha plasmado muy bien en uno de sus videos “si no puedes darle luz a tu orquídea, para la mesa de tu salón mejor te compras una Phalaenopsis artificial.”
Por otro lado, l@s que tengan la suerte de poder cultivar en el exterior al menos durante parte del año, tendrán que procurar sombra para proteger sus plantas frente al sol directo, previniendo quemaduras y colapsos por calor, ya que la luz solar siempre viene con una parte de calor.

parámetros 5 - sombra
Arbustos y pequeños árboles pueden ser buenas opciones para dar sombra (Schefflera actinophylla)

El grado de sombra – o la cantidad de luz –  que nos exigen las plantas vendrá dado por la especie de orquídea y por la latitud en la que cultivemos. Una planta como Rhyncholaelia digbyana no florecerá si no recibe sol directo durante una parte del día; un Telipogon en cambio no sobreviviría un solo día bajo las mismas condiciones.

parámetros 6 - sombra
Cualquier tipo de malla puede servir para reducir la luminosidad a valores óptimos para nuestras plantas

Es probable, que en un alféizar de un país nórdico, nunca consigamos satisfacer las necesidades de una Rhyncholaelia. Por lo tanto elegiremos aquellas especies cuyas necesidades podamos cumplir.

Recuerda:
Para un buen crecimiento de nuestra orquídea tenemos que darle la cantidad de luz que necesita durante unas 10 horas al día.

∗∗

2. “La humedad relativa es necesaria para mantener en movimiento la circulación del agua en las plantas.”

mas alla 3 - humedad relativa
El motor que consigue levantar el agua desde el suelo hasta la copa de un pino es … la humedad relativa del aire.
(Espero que me perdonen los físicos, los químicos y los biólogos esta necesaria simplificación: la humedad relativa es, junto a la temperatura, el único parámetro que la mayoría de los orquidófilos conoce y tal vez incluso mide. ¿O sabrían entenderme si empiezo a hablar de los potenciales hídricos Ψ ? Pues eso: ¡disculpas!)

A todos nos es familiar que el agua fluye de donde hay más a donde hay menos. Esta muletilla nos ayudará a entender algunos de los complejos mecanismos que mantienen vivos a nuestra plantas, no la olviden.
Nuestras orquídeas transpiran. Por las hojas (a través de sus minúsculas ‘ventanas’ – los estomas  – en la parte inferior de cada hoja, transpiración estomacal) y también por las demás partes de la planta aunque en mucho menor grado (transpiración cuticular). El agua pasa de una célula llena de agua, turgente, al aire. Esto crea una fuerza de succión, pues el agua quiere seguir fluyendo – ¡evaporando! – desde dónde hay mucha (célula) a donde hay menos (aire). Y esta fuerza succiona el hilo de agua que va desde la raíz hasta el estoma de la hoja. Aunque esté a 45m del suelo en el caso del pino … o por los 120m en los árboles más altos! (Imaginen las fuerzas que hay detrás de este motor, capaz de hacer fluir enormes cantidades de agua en contra de la fuerza de la gravedad hasta alcanzar estas alturas!)

parámetros 9 - humedad relativa
Una garrafa de agua reciclada se convierte rápidamente en una pequeña grow-box que nos permite un máximo de humedad relativa

La velocidad a la que marcha este motor depende de la luz, de la fotosíntesis, de la temperatura del aire y de la temperatura de la hoja, de la cantidad de estomas abiertos, de la cantidad de estomas en general, del viento, de … muchos otros factores … y de la humedad relativa del aire que baña nuestras plantas. A menor humedad relativa, más rápido pierde agua la planta … y el agua fluye más rápido a donde menos hay  y como ninguna planta se arriesga a morir de sed, cierra los estomas y reduce la evaporación a mínimos.

En el aire frío se disuelve mucha menos agua que en el aire templado. Unos pocos mililitros más o menos rápidamente se convierten o en rocío mojante y frío por la mañana (peligro de enfermedades fúngicas) o en aire seco al mediodía (pérdida de varas y pimpollos). Conocen muy de cerca esta dificultad de mantener la humedad relativa alta los que cultivan en zonas de inviernos fríos.

oarámetros 10 - humedad ambiental
Raíces, yemas, pimpollos y flores son las que más se benefician de una alta humedad ambiental

Los higrómetros, esos chismes que miden la humedad relativa del aire suelen indicar que la sensación de bienestar humana está entre el 40 y  el 60% de humedad relativa. Para una orquídea ¡esto es la sequía! Sin una humedad relativa moderadamente alta, nuestras orquídeas ‘funcionan’ en modo alerta roja evitando respirar.

Pero mientras que la luz no puede sustituirse por ningún otro parámetro que no sea otra fuente de luz, ¡está en nuestras manos modelar de muchas formas la fuerza del motor que mantiene en constante movimiento el circuito del agua (y a la vez el circuito de los nutrientes)!

Recuerda:
Para un buen crecimiento de nuestra orquídea tenemos que darle unos valores altos de humedad relativa durante la mayor parte del día.

a

Ψ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s