Una orquídea con raíces es una orquídea feliz

raíces 1: Bv. Little Stars Raíces de Brassavola Little Stars, pocas y fuertes. Estas raíces no temen al sol y tienen un crecimiento vigoroso en condiciones de humedad ambiental alta.
raices 3 Anchas, planas, arrugadas, grises y kilométricas: las raices de Phalaenopsis philippinensis se adhieren fuertemente al soporte siempre que pueden.
raices 4 Esta especie también forma raíces aéreas, igualmente planas, sin formar sin embargo ese canto tan pronunciado que tienen las raíces adherentes.
raices 2 Coilostylis Nuevas raíces en Coilostylis parkinsoniana. La planta recibe mucha luz, incluso sol, y las raíces dan fe de esta situación. Las primeras raíces después de un trasplante y mas si se trata de una planta nueva en la colección, dan un gran respiro al cuidador.
Una planta con raíces 5: Beallar Al final de la época de reposo, vuelven a crecer nuevos brotes. Mucho antes de que estos formen sus propias raíces, el bulbo anterior formará todo un racimo de blancas raíces, con sus tiernas y frágilas puntas verdes. En busca de agua se escabullen en el sustrato. No hay que excederse en el riego, al contrario. Es el sustrato apenas humedecido unido a una alta humedad ambiental la situación más propicia para que se formen muchas y fuertes raíces buscando agua. Es el caso de esta Beallara Tahoma ‘Glacier Green’, que en el momento de hacer la foto tenía un brote de unos 25 cm de alto sin raíces propias. Es preferible empezar tarde con los riegos; lo mismo vale para muchas otras especies y híbridos del grupo de los Oncidium. Una vez que se intuye que dentro del brote – el abanico de hojas – ya se está formando el futuro bulbo, se puede regar a placer, con (generosos) abonos los que quieran abonar – teniendo en cuenta que los abonos son prescindibles para muchas de las orquídeas epífitas.
raíces 6: Miltonia spectabilis var. moreliana Las raíces de Miltonia – aqui: Miltonia spectabilis var. moreliana – son finas y blancas, como un alambre.
raíces 7: Dendrobium miyakei Sol y sombra al mismo tiempo, las raíces nuevas de Dendrobium miyakei reflejan ambas condiciones que obviamente le son favorables al crecimiento. La planta aun es pequeña, no supera apenas el palmo – le queda mucho por crecer!
raíces: brassavola 2 La misma planta de la primera foto, Brassavola Little Stars, un año mas tarde. Este año las raíces aun salen con mas fuerza, son mas gordas y el nuevo pseudobulbo a medio crecer ya arranca con un brote nuevo. A diferencia del año pasado estoy cultivando con un poco mas de sombra (una malla rígida), más pulverizaciones, y el riego contiene nitrógeno en forma de urea. Veremos cómo se desarrolla.
raíces, Chysis bractescens
Chysis bractescens a principios de julio. Los nuevos tallos ya casi han alcanzado dos tercios de su tamaño final y es ahora que brotan las nuevas raíces.
Cattleya
Cattleya intermedia, con su primer brote en maceta nueva, a medio crecer. Ahora que asoman las primeras raíces, no hay duda que estará a gusto en su nueva maceta.

ξ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s